11.4.17

La vida es una mierda | Camino

¿Y sabéis por qué la vida es una mierda?

Porque es Semana Santa. Ya sabéis. Spring break o como rayos lo llaméis en vuestro país. Fiesta, vamos. Que debería poder estar tirada a la bartola, tocándome la nariz, durmiendo, siendo poco sociable (porque es lo que me apetece) y… yo que sé, haciendo lo que me saliera de las narices.

¿Pero estoy haciendo eso? ¿Eh? Yo debería tener vacaciones. ¿Las tengo? ¡No! Aquí estoy, currando como una condenada (bueno... ahora no, ahora estoy en el blog. Está claro. Vosotros cerrad el pico. Ssshh. No se lo digáis a mis jefes).

Se nota que hace poco que he entrado en el mercado laboral, supongo, y que no he entrado como profe. (¿Por qué no me gustarán los críos? Podría tener casi las mismas vacaciones que ellos. Qué maravilla). Y claro, no me he reconciliado con la idea. Estar estudiando al mismo tiempo no ayuda a mi penoso humor, ya que las tareas de clase se suman a mi estrés/cansacio.

Pero eso. ¿¡Y mis vacaciones!? ¡Quiero vacaciones!



… al menos tengo torrijas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario